Las Constelaciones Familiares

¿Qué son las constelaciones familiares?

Cuando me veo teniendo que explicar en qué consiste este trabajo, recuerdo la forma en que Joan Garriga suele empezar sus talleres; comienza diciendo que podría resumir lo que son las constelaciones familiares en una sola palabra: “Sí”, la palabra “Sí“ hace referencia a la aceptación de la vida tal como es, de los hechos tal como han sido y de las personas tal como fueron y actuaron, valga la redundancia. La mayor parte del sufrimiento viene generado cuando decimos “No” , como oposición a lo que es y lo que fué, por ejemplo: nuestros padres, nuestra familia, nuestro destino… Hace poco escuchaba que la mayoría de nosotros vivimos en una “fantasía de cambio”, ¿Que pasa en realidad cuando pensamos: “si yo tuviese tal cosa…si yo fuese de esta manera… el día que tenga un novio…u otra casa… un hijo…”, que estamos diciendo?; fundamentalmente que lo que somos y lo que hay no es bueno. De este modo aplazamos nuestra vida, nos postergamos y no ponemos en juego lo único que nos permite crecer realmente, que es ‘la acción, sólo se aprende a vivir viviendo, exponiéndose al flujo continuo de lo vital’.

Las constelaciones familiares son, desde mi humilde punto de vista, un canto a la vida y a la naturaleza profunda, una mirada dirigida a lo esencial, con esto me refiero a que la aceptación tiene que ver con un obvio orden superior no cuestionable, o acaso ¿Alguna vez se nos ocurre confrontar un terremoto o la primavera?, suena absurdo ¿Verdad?. Este método de trabajo creado por Bert Hellinger, filósofo, teólogo, pedagogo, misionero durante dieciséis años, psicoanalista mas tarde y sobre todo un curioso investigador que creó su propio método de trabajo sistémico y familiar, partiendo de la dinámica de grupos, del análisis transaccional, la terapia primaria y métodos hipnoterapéuticos, vino a desarrollar una nueva mirada y un nuevo concepto cuya esencia es la inclusión de todo lo que existe tal como es, como la lluvia misma o el sol, que sale para todos.

Nuevamente repito que este método es un trabajo de integración y asentimiento, asentimiento entendido como ponerse en sintonía con los hechos tal como son. No es conformismo ni resignación, la vida nos impone ciertas reglas, límites, condiciones; comprendiendo la resignación como el sitio dónde nos quedamos anclados desde una obstinación resentida y caprichosa, un infantilismo paralizante que nos lleva al sufri-miento porque ni las cosas, ni las personas han sido como nosotros queríamos que fueran; y me pregunto, ¿Quiénes somos nosotros para pretender que la Vida se adapte a nuestras fantasías deseadas?, ¿Acaso cambia el orden del verano o el otoño cuando alguien muere?, frente a esta evidencia de sentido común, el quedarse con lo que no fue, es paralizante y nada trasformador, ¿Verdad?, entonces esa parte de nosotros se queda ahí y de alguna manera se interrumpe el fluir del “río vital”, entonces el con-formismo se transforma en impotencia. Cuando podemos asentir las cosas tal como han sido o son, cuando podemos decir “SI” estamos en la vida dispuestos y abiertos a coger toda su fuerza.

Claro que hay hechos que causan un gran impacto, por ejemplo: una ruina económica, una muerte temprana de un hijo, o una enfermedad; frente a ellos nuestras limitaciones se hacen evidentes, hay un Orden mas Grande que nos conduce y decide mas allá de nosotros, ¿Cuál es entonces el desafío?: LA ACEPTACIÓN, tener que integrar estos hechos como parte de nosotros, de nuestra vida y de nuestra historia. Estos aconte-cimientos no solo causa impacto en la persona sino en la familia a la que pertenece. En ocasiones los hechos traen consigo tanto dolor que no se incluyen o no se pueden integrar, de modo que otro en otra generación lo hará en un intento desesperado de que aquello sea visto, reconocido y honrado como parte del destino familiar, ya que según las constelaciones familiares no se pierde ninguna información ni ningún hecho, TODO DEBE SER RECONOCIDO Y FORMAR PARTE del Alma familiar, ya que en ella no cabe ningún tipo de juicio, esta no diferencia entre buenos y malos, hombres o mujeres, DA A CADA UNO UN BUEN LUGAR. Cuando logramos transitar el dolor aún de los hechos mas terribles, curiosamente nos abrimos a un profundo amor nutritivo que regala la Vida. A veces excluimos u olvidamos por no transitar ese dolor y aquel excluido (podemos pensar no solo en personas sino también en sentimientos), es representado por otro posterior repitiendo el guión de vida para darle el buen lugar. El Amor exige mirar al otro, de este modo miramos al que murió de tal forma que le dejamos marchar y esto nos da fuerza para tomar nuestra vida.

Es importante saber que las constelaciones tienen una mirada fenomenológica y sistémica acerca de los problemas, fenomenológica porque se observan los hechos no la forma de ser de las personas, lo que significa que no hay espacio para el juicio, ni si esto que se hizo o que pasó es bueno o malo; sistémica por que pregunta entorno a la creación de los vínculos, no a la calidad de las relaciones, con esto quiero decir que por ejemplo nuestros padres biológicos son indiscutiblemente nuestro padres, a través de ellos nos llegó la vida, mas allá de cómo nos haya afectado su comportamiento como tales, es ahí dónde se pone el acento.

Todos formamos parte de una red de vínculos la más importante y básica es la familia, que se diferencia de otros sistemas porque el vínculo es sanguíneo, la vida se abre camino a través de las personas. Lo que más vincula es lo que nos hace vibrar con el vivir y el morir, con dar y quitar la vida, por lo tanto también la sexualidad cómo un acto de creación indiscutiblemente vincula y tiene peso, ya que conduce a la vida. También vincula lo que tiene que ver con la violencia y sus consecuencias, puesto que puede quitar o amenazar la vida. Se atiende de la misma manera también a los intercambios donde hubo ventajas y desventajas, entre el dar y el tomar, un ejemplo de esto puede ser cuando un miembro de una familia se beneficia en forma de explotación con trabajadores de algún ámbito, me refiero a labradores u otro tipo de actividad, esto queda impreso en el Alma familiar y exige una compensación tarde o temprano.

Debido a este tipo de dinámica las constelaciones provocan un impacto en los movimientos profundos de las personas, es una intuición o pensamiento concentrado a cerca de nuestra red de vínculos, tiene que ver con el guión que vivimos y ciertos des-tinos que nos toca vivir. Nos dan una imagen hacia una sabiduría más profunda, a re-parar lo herido si dicha persona lo puede incorporar.

¿Cómo es el proceder en una constelación? Hay una primera parte donde la persona concreta lo que desearía conseguir; qué es lo que quiere, de qué se trata, junto con el constelador se define la demanda. Cuanta mayor concreción más fuerza adquiere el trabajo ya que el compromiso con lo que se desea es mayor. El terapeuta le podrá preguntar por hechos significativos en su familia y después le invitará a eligir a repre-sentantes de aquellas personas que considere oportuno, de acuerdo al tema que quiera trabajar. Le indicará que siguiendo su propio impulso coloque a dichos representantes en el espacio de la sala, relacionándolos según su imagen interna. Los representantes se dejan llevar por los impulsos y movimientos que vengan, éstos sienten y se manifiestan como los representados. Lo que sucede tiene que ver con explicaciones científicas que hacen referencia a la teoría de la información, libros como “El campo. En busca de la fuerza secreta que mueve el universo” habla de ello. Los representantes van haciendo movimientos y el terapeuta luego de ver la dinámica que muestran, los recoloca con el fin, si fuera posible, de conseguir que los miembros del sistema se sientan tranquilos, ordenados y en su lugar. Se puede llegar de esta manera a una nueva imagen mental que puede ser reparadora y como dije anteriormente la persona puede incorporar.

En definitiva, las constelaciones familiares, bajo mi punto de vista, tienen una dinámica dirigida a lo mas profundo, amoroso y sanador del misterio de la Vida.

Esta entrada fue publicada en Articulos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las Constelaciones Familiares

  1. Sr WordPress dijo:

    Hola, esto es un comentario.
    Para borrar un comentario simplemente accede y revisa los comentarios de la entrada. Ahí tendrás la opción de editarlo o borrarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>